Alejandro Azócar, joven canterano de Unión San Felipe, se sumó a las entrevistas en vivo del Uní Uní vía Instagram, habló de sus inicios, su debut y sus intenciones para el futuro próximo.

Era chico cuando jugó su primer partido en un club de barrio de Talagante, su ciudad natal, pero su cabeza no borró el recuerdo de lo que pasó aquella vez: “Me tire al pasto en el medio de la cancha porque estaba cansado”, contó entre risas ante los fanáticos, compañeros y amigos que se encontraban online. Con el apoyo de sus padres obtuvo un prueba en la U y allí comenzó a transitar su anhelado camino futbolístico: “Mi sueño de chico siempre fue ser profesional, no me importaba en qué equipo”, dijo.

Tenía nueve años cuando viajaba todas las semanas a Santiago junto a su padre para entrenar con su nuevo equipo. Cuando cumplió 14 la U lo dejó libre, pero lejos de bajonearse se fortaleció y salió adelante: “Me lo tomé con tranquilidad porque sabia que iba a tener el apoyo familiar”, contó. Y agregó que a las pocas semanas se presentó a un prueba en Santiago Wanderers y tuvo la fortuna de quedar.

Al conjunto de Valparaiso llegó en 2015 y vivió cuatro años de puras enseñanzas: “Aprendí mucho con todos los profes y compañeros”, comentó. Pero fue a mitad del 2019 que vio que su futuro no estaba allí: “Sentía que no tenía posibilidades de llegar al plantel y opté por salir por cuenta propia”, admitió. Inmediatamente fue San Felipe que le abrió las puertas para contar con sus requisitos futbolísticos.

“Pensé que me iba a costar más la adaptación pero los compañeros que tengo me la hicieron muy fácil”, contó sobre su llegada al Uní Uní. Poco tiempo después de arribar subió al primer equipo, situación que enfrentó “con mucho nerviosismo, porque nunca había estado en un plantel”. Ya en el 2020 llegó el momento más esperado, la convocatoria: “Fue la felicidad más grande de mi vida estar citado”, dijo orgulloso. Y agregó emocionado que cuando entró “todo lo que había soñado se estaba cumpliendo”. Además, tuvo la suerte de darle la asistencia a Gonzalo Álvarez para que decrete el empate en dos vs. Rangers de Talca.

Admirador de Cristiano Ronaldo, admitió que su sueño es jugar en Europa, mas específicamente en la Juventus y que su principal objetivo para este año es ganarse un puesto en el primer equipo. Con respecto a las intenciones de todo el plantel, recalcó que “ascender es por lo que todos están luchando”. Y sumó: “Si seguimos haciendo las cosas como hasta ahora se nos va a dar”.

Para terminar y después de saludar a su familia, le dejó un mensaje a todos los hinchas albirrojos: “Le quiero dar las gracias a la gente por acompañar. Es importante que nosotros tengamos el apoyo y que ellos estén”, aseguró el joven y le puso punto final a la transmisión.