Luego de cuatro largos meses, que para el plantel y cuerpo técnico parecieron una eternidad, la mañana de este jueves 16 de octubre, el grupo comandando técnicamente por Erwin Durán volvió a los entrenamientos.

La primera y futuras sesiones de prácticas se deberán efectuar bajo estrictos Protocolos Sanitarios para salvaguardar la salud de jugadores, cuerpo técnico y funcionarios de la institución.

Entre las medidas que se deben aplicar, destaca que el plantel debe ser dividido en grupos para poder cumplir con la norma que indica la fase 1, donde solo puede haber cuatro jugadores en la cancha. Otra medida que se debe adoptar tiene relación con el que los jugadores no tienen acceso a los camarines, por lo que están obligados a llegar vestidos desde sus respectivos hogares. “El club cuenta con la infraestructura y logística necesaria para poder cumplir a cabalidad el protocolo entregado por la ANFP; así que no tenemos ni tendremos ningún inconveniente para que se hagan los entrenamientos”, señaló el encargado del área de salud del club, Claudio Leiva.