Para Unión San Felipe no pudo ser más feliz su reencuentro con la competencia. El triunfo en calidad de forastero sobre Melipilla fue muy festejado en las huestes aconcagüinas, y el técnico Erwin Durán lo hizo saber con fuerza una vez concluido el duelo “Teníamos muchas ganas de volver; fueron más de 70 días en que nos estuvimos preparando fuerte para este reestreno, así que comenzar de esta forma es algo muy gratificante porque estos tres puntos nos permiten seguir en un lugar expectante”, afirmó el coach.

La victoria sobre Melipilla tiene muchas lecturas positivas, poniéndose a la cabeza de todas el que el conjunto sanfelipeño es hasta ahora el único invicto del fútbol chileno. Otra(lectura) que quizás es más importante aún, es que el equipo tuvo una línea de juego definida y ordenada desde el punto de vista táctico. “Siempre hemos creído que esta es la forma de hacer las cosas; sabemos que habrá un desgaste importante con el correr de los partidos, pero cuando se obtienen resultados como este, es muy importante porque se gana en confianza”, analizó el estratego.

En el cotejo jugado en el piso artificial del estadio Bicentenario de La Florida, no dejó de llamar la atención el buen fondo físico que mostró el equipo, prueba de ello es que no se terminó asfixiado y solo se requirieron tres cambios, cuando las nuevas reglas permiten cinco. “Esto se debe a que el equipo se supo cuidar durante el periodo que se estuvo parado, por lo que tal como lo dicho hace tiempo no ha costado ponerlo a tono físicamente, y frente a Melipilla se demostró que esas no eran solo palabras de buena crianza. También es importante el hecho que es un grupo joven, por lo que la recuperación es más rápida”, explicó.

Unión San Felipe ha contado en esta temporada con un Gonzalo Álvarez en extraordinaria forma, y Melipilla terminó sufriendo con la categoria del ‘gringo’.” Le damos toda la confianza y las armas. Es claro que hablamos de un jugador por sobre lo normal; ahora sacó un golazo que habla de su enorme categoria”, afirmó el profesor Durán.