Siempre es bueno partir ganando, más todavía si se hace fuera de casa y ante un oponente directo como lo era el caso de Melipilla. Los tres puntos traídos desde la capital permiten que la mirada sobre el partido de este martes contra Deportes Temuco sea optimista, porque la escuadra albirroja demostró que el largo receso no le pasó la cuenta.

Para el juego contra los de la novena región, los de Durán deberán descansar en las mismas fortalezas del reestreno. Es decir, mucha actitud y convicción en sus medios, además de seguir potenciando factores tan importantes en el juego actual como lo son los balones detenidos. “En esta serie es vital trabajar esa parte, porque los partidos generalmente son muy apretados y por medio de ese expediente se pueden destrabar y hacer diferencias, tal como lo hicimos con Melipilla”, reflexionó en la previa al duelo contra Deportes Temuco, el entrenador del Uní Uní.

Sostener el nivel, ritmo e intensidad no es nada sencillo cuando hay tan poco tiempo entre un partido y otro, por eso será fundamental que los jugadores estén con todos los sentidos bien puestos. Temuco, independiente de su mal momento, es un equipo avezado con buenos jugadores, por lo que precisamente es este tipo de encuentros son los ideales para demostrar que este Unión San Felipe está muy bien preparado para pararse ante cualquiera.

“Equipo que gana repite”. Puede parecer una frase hecha y muy concurrida a la hora de adelantarse a un juego, pero es evidente que si el once que se paró ante Melipilla está en buenas condiciones debería volver a repetirse, a menos que el técnico busque darle un tinte diferente a su escuadra;  aunque si se tiene como antecedente lo que ha hecho con anterioridad el profesor Durán, es altamente probable que los once que pisen el césped sintético del Lucio Fariña de Quillota sean los mismos que el sábado pasado  lo hicieron en el Bicentenario de La Florida.

La última vez que Unión San Felipe enfrentó como local a Deportes Temuco fue 4 de mayo del 2019, oportunidad en que el equipo sureño se impuso en el estadio Municipal por 3 goles a 2. Dato clave para tener en cuenta es que en aquella ocasión los goleadores albirrojos fueron: Gonzalo Álvarez y Lautaro Palacios.