El arquero y figura del partido revivió la igualdad del martes en Quillota

En el empate frente a Deportes Temuco, Andrés Fernández resultó fundamental para que Unión San Felipe no sufriera más de cuenta, y al menos pudiera quedarse con un empate que solo al final del torneo se sabrá que tan productivo fue.

El golero tuvo intervenciones fenomenales que le permitieron redondear una actuación sobresaliente, pero así y todo no pudo ocultar su frustración por el resultado. “Da pena porque veníamos haciendo bien las cosas. En el primer tiempo fuimos protagonistas, y si bien es cierto en el segundo perdimos el control, ellos no se crearon muchas ocasiones de gol; fue un balón detenido, y calienta mucho, porque al final todas estas cosas son detalles que terminan costando caro”, dijo.

Al igual que sus compañeros, Fernández afirmó que el jugar tan seguido les pasó la cuenta, además de situaciones puntuales como son las desconcentraciones. “Deberemos corregir cosas, pero no podemos bajar, independiente que pase la cuenta el estado físico, porque jugar dos partidos en tan pocos días nos mató”.

Frente a los de la novena región el portero tuvo tres tapadas brillantes y consultado sobre con cual se quedaba, respondió. “Con la del primer tiempo porque estaba a punto de terminar ese lapso y poder irse al descanso en ventaja es muy motivante”.