Frente al actual líder de la categoria Unión San Felipe disputará un partido que puede resultar determinante en sus aspiraciones futuras.

En el duelo frente a Ñublense el cuadro sanfelipeño tiene que cumplir dos objetivos. El más urgente será quedarse con los tres puntos para volver a meterse en el grupo de vanguardia del torneo. El otro, y no menos importante por lo demás, va a ser evidenciar un alza en su funcionamiento colectivo. 

La igualdad con Temuco y posterior caída en el sur ante Puerto Montt, hacen urgente que los de Durán levanten cabeza, ya que, si no lo hacen el panorama podría comenzar a ensombrecerse tempranamente. “Será un encuentro importante porque de ganar nos servirá para achicar diferencias con el puntero. Es vital poder seguir lo más arriba posible y así evitar que nadie se escape”, dijo en la previa el volante central Leandro Fioravanti.

En la misma línea se mostró el también mediocampista Tomás Lanzini. “Es quizás el partido más importante porque se da la coincidencia que precisamente Ñublense es el puntero; entonces se nos presentará la oportunidad de poder acercarnos a ellos, además que es fundamental tener un buen resultado para poder tener un envión anímico que nos permita retomar lo que teníamos”, explicó el trasandino.

Ambos jugadores tienen muy claro que el equipo requiere con urgencia mejorar en la zona media para poder ser dominadores en el área rival. “La realidad es que en la Primera B lo importante es ganar, más allá de la forma o estilos. Somos conscientes que debemos tener una mayor profundidad para poder hacer goles, y es claro que hay que mejorar ahí para poder generarle mayores oportunidades al delantero”, afirmó Lanzini.

Por su lado ‘el colorado’ Fioravanti aportó. “Es muy cierto que nos ha faltado claridad para poder profundizar de mejor manera para que le lleguen balones más limpios a Lautaro(Palacios) que está haciendo un buen trabajo”.

Es muy claro que en el Lucio Fariña se verá un encuentro que puede ser de ida y vuelta a raíz que las dos escuadras llegan algo golpeadas por sus últimos resultados. “Será un partido de igual a igual porque ninguno de los dos querrá que le saquen ventaja, así que deberemos ser muy inteligentes”, aseguró Fioravanti, mientras que ‘tomi’ Lanzini aventuró. “Habrá que hacerse fuertes en la tenencia de la pelota. Nosotros seguiremos en la tónica de intentar ser protagonistas y confiar en lo que venimos haciendo”.

La historia con Ñublense es en extremo pareja: Se han jugado 51 partidos en total, con 18 triunfos para cada uno. 15 han sido las veces en que han hecho tablas.

El último antecedente histórico señala un triunfo para los sureños de 3 a 1, en el juego disputado en Chillán el 8 de septiembre del 2019. El gol albirrojo fue de Jesús Pino.