El retorno del torneo ha tenido un vértigo que deja poco espacio para las lamentaciones. Ahora solo hay que corregir los errores y fijar la mirada al frente. Unión San Felipe viene de dos resultados que están lejos de lo deseado, pero su apretada agenda competitiva lo obligó a concentrarse de inmediato en su desafío con Ñublense. “Estamos tranquilos y solo esperando revertir la situación por la que pasamos; sabemos que somos fuertes, pero no nos han salido las cosas como esperábamos. Esto recién comienza, así que no nos queda otra cosa que centrarnos en revertir todo esto”, explicó el experimentado defensor y referente Gonzalo Villegas.

Villegas es claro a la hora de afirmar que, “Todos entendemos que cada uno de nosotros puede y deba dar un poco más, y por lo que veo, siento que mis compañeros piensan lo mismo “.

Para nadie es un misterio que ‘cabezón’ es un jugador de esos que se denominan confiables, a raíz que rinden independiente de la posición que ocupen, aunque igual es interesante saber dónde se acomoda más. “La verdad que llevo muchos años jugando de zaguero y me siento muy cómodo ahí. Es un puesto difícil porque hay que estar muy concentrado para evitar que nos filtren y hagan daño”, culminó.