El entrenador comentó la última victoria albirroja

El ajustado y trabajado triunfo sobre San Marcos, no impidió que Erwin Durán tuviera una mirada crítica respecto al funcionamiento de su equipo. “No jugamos como veníamos haciéndolo, pero lo importante estuvo en que pudimos sumar de a tres, pese a jugar mal. El objetivo era ganar y lo logramos”, analizó el estratego.

Ya son varios los partidos que se han ido sucediendo, lo que sin lugar afecta el rendimiento. “Llevamos muchos(partidos), todos por los demás muy complicados, con muy poco tiempo de recuperación entre uno y otro. El lunes afectó también el calor; eso hace que el juego pierda fluidez y no sea tan claro como acostumbramos”, reflexionó.

Frente a San Marcos el team aconcagüino debió lamentar la ausencia de un hombre importante como lo es Tomás Lanzini. Con eso le llegó su oportunidad al ‘colorado’ Fioravanti. “Leandro venía jugando hasta el momento de su expulsión, y es por eso que tuvo que esperar su oportunidad. Tomás es muy importante y como presentaba una pequeña molestia no quisimos arriesgarlo. Con esto quedó demostrado que en el plantel hay soluciones, porque no hay que olvidar que también reapareció de buena forma Enzo Ormeño. Los jugadores están muy metidos y no dejan pasar la oportunidad cuando se les presenta”, aseveró.

Respecto al próximo pleito con Barnechea, el profesor Durán adelantó. “Será un rival muy complicado. Ya hemos visto algunas cosas que trabajaremos durante estos días; importante será el trabajo táctico que realizaremos para buscar sus debilidades”.