En su regreso al Municipal los sanfelipeños buscarán cerrar la primera rueda con un triunfo

Este martes frente a Magallanes, en un partido que estará marcado por su retorno al estadio Municipal, la escuadra comandada técnicamente por Erwin Durán, rendirá un verdadero examen de suficiencia, en el que deberá mostrar progresos en su armado y estructura de juego.

Cuando se está en una posición expectante, con buenos resultados de por medio, es fácil que lo emocional se imponga a lo futbolístico.  Los triunfos por importantes que sean, a veces esconden falencias que, de no ser tratadas a tiempo, terminan por convertirse en males crónicos que después pasan la cuenta.

En el duelo con los ‘carabeleros’ Unión San Felipe debería mostrarse como un equipo más compacto y cerebral, con la claridad suficiente para dar con los circuitos que le permitan encontrar líneas de pase expeditas para elaborar. Clave será también tener equilibrio para no partirse, por lo que lo que el trabajo de los volantes centrales será esencial, para evitar que las ansias de ir arriba hagan caer al equipo en un desorden que puede terminar beneficiando al forastero.

Magallanes es un conjunto ‘interesante’ dentro de la categoria, al contar dentro de sus filas con jugadores experimentados, tema no menor, pero independiente de todos los atributos que puedan exhibir, San Felipe deberá hablar con fuerza, para dejar en claro que las lecciones se están aprendiendo y que puede mejorar.

La última vez que el Uní Uní enfrentó a Magallanes, fue el 17 de agosto del 2019(Municipal de San Bernardo) oportunidad en la que los albirrojos se impusieron por 1 a 0, gracias a un gol de Jesús Pino.

El juez central será el colegiado Matias Quila. Los secundarán: Juan Serrano (1º), Rodrigo Brevis (2º) y el cuarto árbitro Cristian Galaz.