14 Dec 2019
Sede Unión San Felipe Calle Navarro #1101 (esq. Santo Domingo) San Felipe
Home90 minutosApelación al rechazo del Tribunal de Disciplina

Apelación al rechazo del Tribunal de Disciplina

EN LO PRINCIPAL: APELA, FUNDA EL RECURSO Y FORMULA PETICIONES CONCRETAS.
OTROSI. ALEGATOS

Sr.
ANGEL BOTTO
Presidente Primera Sala
Tribunal Autónomo de Disciplina
ANPF

Sr. Presidente

OMAR FELIX ANTONIO CERIGLIANO, Gerente General del CLUB DEPORTIVO UNION SAN FELIPE SADP, y en su representación, viene en deducir, ante la Primera Sala del Tribunal Autónomo de Disciplina de la ANFP,  y para ante la Segunda Sala del mismo Tribunal, en relación con la denuncia presentada por el Club Unión San Felipe, en orden a solicitar se decrete irregular la actuación del jugador del Club Everton de Viña del Mar, señor Marcos Velásquez, en el partido disputado el día Domingo 4 de Diciembre en curso, entre los clubes ya mencionados y que se aplique, a su respecto, la sanción establecida en el artículo 67° del Código de Procedimiento y Penalidades y 28° de las Bases del Campeonato de Apertura y Clausura 2011, que regulan la ocurrencia de un desacato a una sanción impuesta por este Tribunal, recurso de apelación en contra de la resolución de 6 de diciembre de 2011 de la Primera Sala que niega lugar de plano a la denuncia formulada y ordena el archivo de los antecedentes, fundado el las siguientes consideraciones de hecho y de derecho:

1.- Procedencia del recurso.-

Estableciendo el artículo 47 inciso 2º del Código de Procedimientos y Penalidades que “Las resoluciones que se dicten por esta sala y que recaigan en denuncias interpuestas contra Clubes, Dirigentes, Árbitros y Árbitros Asistentes serán siempre apelables” y tratándose en la especie de una denuncia formulada en contra del Club Everton, procede el recuso que interpongo.

2.- Los hechos.-

El día domingo 4 de Diciembre de 2011, se disputó el encuentro de ida de la fase de promoción entre Everton y Unión San Felipe, con un resultado de un gol a cero a favor del primero de los clubes nombrados. En dicho encuentro formó como titular por Everton el jugador don Marcos Velásquez.

El día 25 de noviembre de 2011, a las 12,12 horas, el señor Secretario Administrativo del Tribunal don Oscar Araya Alvarado notificó al Club Everton de Viña del Mar lo siguiente: “Se notifica al C. D. Everton SADP que el jugador señor Marcos Velásquez ha sido suspendido por un partido al completar la quinta tarjeta amarilla, en el partido disputado el Jueves 24 de noviembre, frente a C. D. Rangers. Por lo notificado, el señor Velásquez está inhabilitado para jugar en el partido de revancha a disputarse el Domingo 27”. Así consta del considerando Nº 5 de la sentencia recurrida.

Posteriormente, en la sesión del día martes 29 de Noviembre de 2011, el Tribunal de Disciplina de la ANFP sancionó al indicado jugador con una suspensión de un partido por acumulación de una 5ª tarjeta amarilla en su contra. Dicha resolución fue notificada por el señor Secretario Administrativo del Tribunal el día Miércoles 30 de Noviembre, a las 16, 53 hrs., en la cual al enumerar todas las sanciones impuestas por el Tribunal en su audiencia del martes 29 de Noviembre, señala: “Marcos Velásquez, un partido cumplido”.

Es un hecho público y notorio que el Tribunal Autónomo de Disciplina de la ANFP no sesionó los días 24, 25, 26, 27 y 28 de noviembre de 2011, resultando necesario recalcar que de conformidad a lo establecido en los artículo 26 del Estatuto de la ANFP la Primera Sala del Tribunal Autónomo de disciplina esta integrada por 7 miembros, y es a la Sala, actuando constituida como tal, es decir, al órgano colegiado, al cual se le reconoce la facultad jurisdiccional, no a uno o más de sus integrantes por separado, ni siquiera a su Presidente o a su Secretario, ni menos aún, aunque resulte obvio señalarlo, a su Secretario Administrativo.

3.- Fundamentos del Recurso.

La sentencia recurrida, al fundamentar su resolución invoca al respecto los artículos 7, 8, 40 y 41 del Reglamento de Procedimientos y Penalidades de la ANFP.

Esta parte no puede sino estar completamente de acuerdo con la interpretación que la sentencia hace de lo  establecido en el art. 7º del Código de Procedimientos y Penalidades.

En relación con la interpretación de los artículos 40 y 41 del Reglamento en que se funda el fallo recurrido, esta parte no puede sino estar en el más completo desacuerdo. En efecto, el tenor literal de ambos artículos es el siguiente:

ARTICULO 40º : Los fallos que impongan sanciones por las causales que se indican en el Artículo 63º letra A, de este Código no se cumplirán, sino hasta haber transcurrido, a lo menos, dos días contados desde la celebración de la audiencia en que se impusieron.

ARTICULO 41º : La norma contenida en el Artículo anterior no regirá en aquellos juegos que formen parte de competencias y series complementarias de los torneos regulares que organice la Asociación, tales como liguillas, definiciones, play offs u otras formas de resolución de dichos torneos.

Pues bien, el artículo 40 se refiere a “los fallos que impongan sanciones”, es decir, a las resoluciones dictadas por la Sala del Tribunal que corresponda actuando como tal y válidamente constituida. Para que exista un “fallo” se requiere que una resolución adoptada por la mayoría necesaria de los votos de los integrantes de la sala que la dicte, y por ende, aunque resulte redundante decirlo, es necesario que dicha sala se constituya y sesione como tal.

En la especie, como adelantamos, el Tribunal no se reunió los días 24 o 25 de Noviembre de 2011 y mal podría, por ende, existir un fallo que pudiese el señor Secretario Administrativo del Tribunal notificar válidamente.

Ahora bien, la sentencia apelada señala en su considerando 4º: “Que el artículo 41° del Código de Procedimiento y Penalidades prescribe que tratándose de partidos que formen parte de competencias y series complementarias de los torneos regulares que organiza la A. N. F. P. no rige el plazo señalado en el artículo 40° del mismo Código para el cumplimiento de las sanciones impuestas por acumulación de tarjetas amarillas. Dicho de otra manera, tratándose de partidos correspondientes a liguillas, finales, play offs y definiciones, las sanciones por acumulación de tarjetas amarillas siguen la misma suerte de las suspensiones por expulsión, en cuanto a que ambas sanciones deben ser cumplidas de inmediato, en el más próximo partido.”

Tal interpretación es errada y profundamente contraria al claro tenor literal de la disposición reglamentaria invocada. En efecto, el artículo 41 parte señalando “La norma contenida en el artículo anterior”, es decir, se remite expresa y formalmente al artículo 40, y como ya establecimos el artículo 40 se refiere a “los fallos que impongan sanciones”, a las resoluciones jurisdiccionales validamente acordadas que impongan una sanción. No se refiere, ni en forma ni en espíritu, a la posible ocurrencia de hechos que pudiesen tipificar una conducta sancionable como es que a un jugador se le exhiba una 5ª tarjeta amarilla.

El hecho de recibir una 5º tarjeta amarilla es un hecho sancionable por el Tribunal, pero no es una sanción por sí sola, y el artículo 41 del Reglamento de Procedimiento y Penalidades no transforma su carácter de conducta sancionable judicialmente, sino que lo único que hace es decir que el FALLO que sancione al jugador por esa conducta con un partido de suspensión podrá cumplirse de inmediato, en el próximo juego, sin esperar los dos días que prescribe el artículo 40.

Al respecto es ilustrativo el propio considerando 6º de la sentencia recurrida que señala textualmente: “Que se ha tenido a la vista la notificación válidamente practicada por el señor Secretario Administrativo del Tribunal el día Miércoles 30 de Noviembre, a las 16, 53 hrs., en la cual al enumerar todas las sanciones impuestas por el Tribunal en su audiencia del martes 29 de Noviembre, reitera la notificación practicada el día 25 de Noviembre, señalando expresamente: “Marcos Velásquez, un partido cumplido”. (la negrita y el subrayado es nuestro) Esto es, la propia resolución recurrida reconoce que el único fallo que existe respecto de la conducta del señor Velásquez fue adoptado en la sesión del Tribunal de 29 de Noviembre de 2011.

Siendo así las cosas, y por aplicación del artículo 41 tantas veces citado, lo único procedente es que dicha sanción se cumpliera en el juego frente a Unión San Felipe el día 4 de Diciembre de 2011.
La existencia de una notificación efectuada por el señor Secretario Administrativo del Tribunal Autónomo de Disciplina de la ANFP al Club Everton SADP el día 25 de noviembre de 2011 comunicándole la suspensión del jugador para el próximo encuentro, en nada altera lo expuesto y no tiene validez reglamentaria ni obligatoriedad alguna pues, simplemente, es la sola constatación de la existencia de una conducta sancionable por el órgano competente, pero no es una notificación de una sentencia dictada por el Tribunal de Disciplina.  El señor Secretario Administrativo del Tribunal carece por completo de facultades jurisdiccionales y ni los estatutos de la ANFP ni el reglamento de los mismos ni el Reglamento de Procedimientos y Penalidades facultan a la Primera Sala del Tribunal o a uno o más de sus miembros para delegar sus facultades, cualesquiera sea la buena intención en que se funden o la época del campeonato en que ocurra.

De este modo, y no habiéndose jugado ningún otro partido con posterioridad al 29 de noviembre de 2011, sólo corresponde que el jugador cumpliera la sanción en el partido disputado el día domingo 4 de diciembre de 2011.

Si el Club Everton decidió no citar al jugador Velásquez para el encuentro ante Rangers fue por decisión propia y no vinculante ni para el Tribunal ni menos para el futuro rival.

No es procedente tampoco que el Tribunal de Disciplina pudiese dar por cumplida la suspensión en el mismo acto de imponerla, simplemente porque el Tribunal carece de dicha facultad. En efecto, como ya se indicó, la suspensión por acumulación de 5ª amarilla no puede ser cumplida en forma previa a la resolución que la imponga, y no es aplicable a ella la solución establecida por la reglamentación vigente para el caso de la expulsión directa pues última excepción, precisamente por su carácter excepcional, es de aplicación restringida sólo a ese caso y no puede ser extendida analógicamente a otras situaciones.

Por lo expuesto, solicito a VS tener por deducido recurso de apelación en contra de la resolución dictada en esta denuncia con fecha 6 de diciembre de 2011, fundado en las consideraciones precedentes, y concederlo para ante la Segunda Sala de este Tribunal para que esta, conociendo del recurso, revoque la sentencia recurrida y en su reemplazo declarar: a) que la notificación efectuada por el señor Secretario Administrativo del Tribunal al Club Everton SADP el día 25 de noviembre de 2011 no constituye notificación de una sentencia dictada por la Primera Sala del Tribunal; b) que la sentencia que condenó al jugador Marcos Velásquez de Everton SADP a cumplir un partido de suspensión por acumulación de tarjetas amarillas fue dictada el día 29 de noviembre de 2011 por la Primera Sala del Tribunal; c) que consecuencialmente el jugador don Marcos Velásquez se encontraba reglamentariamente suspendido e impedido de jugar el encuentro disputado entre Everton SADP y Unión San Felipe SADP el día domingo 4 de diciembre de 2011, incurriendo el jugador y el Club Everton en las infracciones y sanciones establecidas en los artículos 67 del reglamento de Procedimiento y Penalidades en relación con los artículo 82 de las Bases de los Campeonatos de Primera División A y Primera División B y sancionar al jugador con el doble de la suspensión primeramente impuesta y al Club Everton con la perdida de los puntos que logró en el partido respectivo, no computándose como partido ganado, ni el gol que marcó, debiendo otorgarse los puntos a Unión San Felipe, considerándose un marcador de 3×0 a nuestro favor; todo esto, sin perjuicio de ser sancionado Everton con una multa de 100 UF.

OTROSI: Ruego a VS tener presente que esta parte solicita desde ya alegatos para la vista de la causa ante la 2º Sala del Tribunal.

OMAR CERIGLIANO
GERENTE GENERAL
CLUN DEPORTIVO UNION SAN FELIPE SADP