20 Nov 2019
Sede Unión San Felipe Calle Navarro #1101 (esq. Santo Domingo) San Felipe
Home90 minutosArranque en Falso

Arranque en Falso

En el arranque del torneo Unión San Felipe cayó derrotado como visitante ante O’Higgins por 3-0. El conjunto de Nelson Cossio se encontró en desventaja rápidamente y careció de juego colectivo para intentar revertir el resultado. El ex-Uni Uní Miguel González fue clave en el buen rendimiento el local.

No fue el comienzo de torneo esperado.  En apenas doce minutos las expectativas puestas en este arranque parecían contraerse en un abrir y cerrar de ojos, cuando el ex enganche de Unión San Felipe Miguel González ejecutaba de manera exquisita ese tiro libre que se convertía en el segundo tanto del conjunto local. Era un 2-0 fugaz producto de la intensidad propuesta en los minutos iniciales por los dirigidos por Basay,  y pareció ser un golpe imposible de asimilar para el Uní Uní, que más allá de disponer de casi todo el cotejo para revertir la situación, nunca encontró esbozos del juego colectivo que se esperaba.

En siente minutos el conjunto local había logrado generar profundidad a partir de un par de  avances con pelota dominada. Tres desbordes consecutivos de González, Sagredo y Opazo cuyos centros no pudieron ser conectados por ninguno de sus delanteros, hacían presagiar lo que ocurrió en el minuto ocho de la etapa inicial. Gran control de espaldas por parte de Pinto, mejor asistencia para el desequilibrio por derecha de Suárez, y final con un centro bajo y rasante para el ingreso por el segundo palo de un Enzo Gutiérrez que no tuvo más que empujarla al fondo de la valla de Nery Veloso.

Los dirigidos por Cossio no lograban hacer pie en la zona media, y los jugadores del conjunto local aprovechan para controlar el balón. La movilidad y rotación constante de los volantes ofensivos y delanteros de O’Higgins complicaban a los defensores visitantes. A partir del orden, criterio y precisión para pasar el esférico de todos, pero principalmente de Miguel González, encontraban la profundidad que le permitía acercarse una y otra vez con peligro contra la portería de Veloso. Y fue justamente de su botín que se produjo la gran ejecución del tiro libre. Un disparo con la precisión que caracteriza al volante, que no pudo ser controlado por el uno visitante más allá de su esfuerzo. Un golpe demasiado fuerte para un conjunto que además había perdido a Acuña por lesión apenas comenzado el cotejo – fue reemplazado por Silva -.

Recién pasado el primer cuarto de hora de esa primera mitad el encuentro, Unión San Felipe logró comenzar a compartir la posesión del balón. Y a los veinte llegó la primera clara, cuando luego de una aparición sorpresiva por derecha de Teuber llegando a posiciones ofensivas, este lanzó un centro que fue impactado de volea por la pierna zurda de Sepúlveda. El disparo salió a centímetros del parante izquierdo del portero Marín, que hasta allí había sido un espectador de lujo.  Luego lo tuvo Prichoda – uno de los refuerzos – con un disparo desde fuera el área, y también Enzo Vera con un lanzamiento libre que salió muy cerca de la portería de Marín.

Ese fue el mejor pasaje del Uní Uní, aunque sin llegar a ser un dominador claro. Durante esos minutos los refuerzos Tomás Lanzini y Lihué Prichoda intentaron ser el nexo con los delanteros, pero no pudieron lograr transformar sus intenciones en más que pequeñas insinuaciones por el gran trabajo del volante central local De la Fuente. De allí que las situaciones de peligro más claras se produjeron a partir de arrestos individuales, y no como consecuencia de la concreción de sociedades que permitiesen progresar en el terreno de juego.  Urbano y Alecha quedaban constantemente muy aislados del resto de sus compañeros.

Mientras tanto, el conjunto local se dedicó a administrar la ventaja intentando golpear por sorpresa con la velocidad de sus delanteros y volantes ofensivos -principalmente de Suárez que estuvo intratable por las bandas – aunque fue perdiendo intensidad con el correr de los minutos.

En el comienzo de la segunda mitad el conjunto de Rancagua salió decidido a definir el partido, y a partir de la marcada movilidad generó algunas situaciones de riesgo. Miguel González y Enzo Gutiérrez seguían manejando los hilos del partido sin que los dirigidos por Cossio pudieran lograr interrumpir los circuitos que armaban. Y así llegó el tercero de O’Higgins. Un exquisito pase largo de Miguel González para el ingreso sorpresivo por izquierda de Gutiérrez, quien con una muy buena definición picándola por sobre la humanidad de Veloso convirtió el gol definitivo.

De ahí en más fue un monólogo del local que manejo los el cotejo hasta final. El resultado podría haber sido más abultado de no ser por la imprecisión de los delanteros de O’Higgins y la muy buena actuación de un Nery Veloso que fue la gran figura de Unión San Felipe. Cossio intentó modificar el curso del cotejo con los ingresos de Carballo y Quiroz por Prichoda y el lesionado Vera – otro más – pero no consiguió generar el impacto deseado.

El Uní Uní se encontró con un rival que pareció conocer sus virtudes para neutralizarlas, y sus defectos para explotarlos al máximo. Careció de juego colectivo – en parte por mérito del rival – y no encontró la forma de presionar en el medio campo para hacerse del balón más rápidamente y con mayor frecuencia. Su rival fue práctico, prolijo, ordenado y logró explotar al máximo la capacidad de conducción de los dos enlaces que Basay introdujo en el campo de juego.

No fue el comienzo soñado. Habrá que trabajar para mejorar los puntos débiles que quedaron reflejados, y para intentar recuperar a la gran cantidad de lesionados que posee el plantel, más los que se sumaron en este encuentro. El camino es largo. Hay mucho tiempo y recorrido. Será cuestión de capitalizar el aprendizaje, dar vuelta la página y empezar a pensar ya en el compromiso próximo ante Unión La Calera.

Datos del Partido

Estadio: El Teniente (Rancagua).
Espectadores: 1.900.
Árbitro: Francisco Caamaño
Asistentes: Ricardo Zúñiga, Ricardo Rusiñol.
Cuarto Árbitro: Salvador Barea.

O’Higgins: Luis Marín; Yerson Opazo, Luis Casanova, Juan Luis González, Eduardo López; Boris Sagredo, Fernando de la Fuente, Enzo Gutiérrez (37’ ST Juan Pablo Carrasco), Miguel González (26’ ST Esteban Carvajal) ; Sebastián Pinto y Guillermo Suárez (20’ ST Nicolás Larrondo). DT: Ivo Basay.

Unión San Felipe: Nery Veloso; Marcelo Teuber, Nelson Saavedra, Enzo Vera (17’ ST Jimmy Quiroz), Omar Merlo; Tomás Lanzini, Jorge Acuña (10’ PT Pablo Silva), Diego Sepúlveda, Lihué Prichoda (8’ ST Ezequiel Carballo); Matías Urbano, Germán Alecha. DT: Nelson Cossio.

Goles: 8’ PT Enzo Gutiérrez (O), 12’ PT Miguel González, 67’ Enzo Gutiérrez (O)

Amonestados:  10’ Enzo Vera (USF), 36’ PT Fernando de la Fuente (O), 42’ PT Tomás Lanzini (USF), 45’ PT Germán Alecha

Incidencias:

Suplentes O’Higgins: Roberto González, Nicolás Larrondo, Cristian Cuevas, Federico Saavedra, Esteban Carvajal, Santiago Lizana, Juan Pablo Carrasco.

Suplentes Unión San Felipe: Diego Sánchez, Luis Quijanes, Pablo Silva, Marco Espinoza, Luis Valenzuela, Jimmy Quiroz, Ezequiel Carballo.