22 Oct 2019
Sede Unión San Felipe Calle Navarro #1101 (esq. Santo Domingo) San Felipe
Home90 minutosCalzoncillos de polar tricolores

Calzoncillos de polar tricolores

Preparados hasta con calzoncillos largos de polar para cruzar por una Cordillera nevadísima que te deja caer 15 grados bajo cero sin asco encima, otro concepto de “helado” o “frío”, todo sea por seguir a once pelotas tras otra pelotita a un campeonato continental que nunca hemos ganado.

Las gracias del cruce son varias, primero no es solo llegar y pasar, ahora se nos pusieron ariscos los de Aduanas Argentinas, debe ser por eso de las cámaras (así también sucede en Chilito), no se podía convencer el funcionario que unas cuantas de pisco y otras tantas botellas de ron, ni siquiera alcanzarán para los cuatro en la semana, que aquello por lejos no constituía ningún tipo de “matuteo”, que sí llevábamos plata para alojamiento y que no intentábamos revender esos productos, demasiado manoseo a los bolsos, que solo llevaban ropa, obvio.
Ce ache iiiiiiiiiiiiiiiii…. Chiiiiiiiiiiiiiiiiiii…. En pleno complejo… ya estábamos en Argentina, pero a pesar de ser mi segundo viaje en el año, el otro en Febrero por vacaciones, este es distinto, cuanto chileno va con nosotros. Sigue haciendo frío, a esas alturas y ya en Uspallata, si me saco los de polar me congelo. Abandonar la calefacción del auto ya es una aventura.

La gigantesca Plaza Independencia de Mendoza es nuestro territorio al menos 1 de cada tres personas van con camisetas tricolores, la copa ya es nuestra, eso se nota. Por supuesto que no falta el matute, ¿Cómo pasaron tantas camisetas y tantos gorros?, se respira Chile.

Demasiado fanáticos vamos tras el bus de la selección, ¿160 kilómetros?, calculamos mal, pero en fin, la bencina es barata. Les cuento un chiste… ni un peaje, no si es en serio, ni uno solo, ni siquiera uno de quinientos, de esos que pago cuando voy a Quillota a ver al Uní Uní.

Sigo con los de polar, 2 grados bajo cero según la policía, la verdad es que son como veinte, me veo más guatón con la camiseta sobre los tres chalecos de lana, esta vez el auto quedó lejos. Saltamos un poco… ¡vamos, vamos chilenos, que esta noche, tenemos que ganar…! Se lo perdió Sánchez… no importa ya viene el otro, se lo perdió Suazo, no importa ya sale… Gol de México, estoy en una pesadilla, y eso que ya no tenía mucho frío, cuatro pelagatos de la barra mexicana disfrazados de chapulín colorado gritan “ole, oleeee”… ¿qué se han imaginado los charros de…?

Tres choripanes, dos termos de café, entretiempo y aún tengo fé, no vine por nada… Gooooool de Chile mier…….¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ y se viene el otro… Goooooooool de Chileeeeeeeeeeeeeee… ahora me transpiran los de polar.
Y ganamos, no esperaba otra, pero cuando podremos hacerlo sin sufrir?, sin pensar en que tenemos mala suerte?, pero creo que en esas condiciones más se disfruta, ganar fácil no es nuestro estilo, es más creo que a estas alturas no tendría ningún brillo.

Ya son 4 bajo cero, al menos tenemos la calefa del auto y yo los de polar, volvamos a Mendoza, donde tenemos otro trozo de Chile, la vida nocturna es entretenida, pero tenemos que dejar algo para el viernes, espero no suframos, pero ese es nuestro sino, nada apreciamos si no cuesta.