15 Oct 2019
Sede Unión San Felipe Calle Navarro #1101 (esq. Santo Domingo) San Felipe
Home90 minutosChazarreta: “Es un trabajo a largo plazo”

Chazarreta: “Es un trabajo a largo plazo”

Conoce los pasillos del club como pocos. Fue entrenador del plantel superior en Primera División y en Primera B. Por un tiempo, abandonó el buzo de director técnico para trabajar como nexo entre la dirigencia y el plantel superior. Este año, Daniel Chazarreta tendrá una misión muy importante: coordinará todas las divisiones menores de Unión San Felipe. Por sus manos serán moldeados los profesionales del futuro, aquellos que deberán nutrir a la máquina principal. En diálogo con nuestro portal, el trasandino habló sobre este nuevo rol dentro y de los desafíos inmediatos.

¿Cuánto tiempo lleva en el club?

Estoy en el club desde enero del 2007.Llegué como director técnico de primera división cuando el club estaba en la B. Me entusiasmó el proyecto que me propuso Raúl Delgado en diciembre de 2006.Muchas cosas de las que hablábamos en aquel momento parecían una utopía pero se terminaron cumpliendo: el club en primera, participación en copas internacionales y la construcción de un Complejo Deportivo. Por eso tengo sólo palabras de agradecimiento con él y con el club.

¿Es un desafío superior o similar coordinar Cadetes comparado con conducir al primer equipo?

Son desafíos diferentes. La primera requiere de resultados inmediatos, que tienen mayor trascendencia tanto a nivel interno, como mediático. En Cadetes, el trabajo es a largo plazo y en general es menos reconocido. Particularmente, le doy la misma importancia, pues es mi costumbre, comprometerme al máximo en el trabajo profesional que me toque realizar.

¿En qué momento personal te toma este desafío?

Diría que en un momento oportuno. Si bien, en los últimos meses del 2011, no participé del proceso en Primera División, fueron tres años consecutivos siendo el nexo entre la alta dirigencia, los diferentes cuerpos técnicos y los planteles profesionales. Esto desgasta a cualquiera. Mi caso no fue la excepción. Además, hay que agregarle un período de intinerato como director técnico, con toda la presión que esa situación exige. Así que, claramente esta posibilidad de coordinar cadetes y trabajar directamente en cancha como DT, me da nuevos aires y me presenta otro estímulo como profesional del fútbol.

¿Qué importancia le da la sociedad anónima al tema de Cadetes?

Le da la importancia que merece un estamento básico del club. La inversión del Complejo asi lo demuestra. Contamos con un plantel de técnicos, preparadores físicos, veedores, médicos, kinesiólogos, paramédicos, administrativos y utileros. También, la preocupación por la ropa de práctica y salida para las diferentes categorías, los materiales de entrenamiento, las colaciones y los viajes, nos dan una idea cabal, de lo que la alta dirigencia del club pretende ofrecer a los jóvenes que se acerquen al club, y que logren ser parte de las categorías cadetes.

¿Existe en la ciudad cantidad de jugadores o se tendrá qué recurrir a futbolistas de la zona?

Nos nutrimos con jugadores de diferentes zonas del la región, en especial de la ciudad de San Felipe y las localidades cercanas. También, llegan jugadores de Santiago. Estos son los menos, pero los hay, y realmente hacen un sacrificio mayúsculo viviendo en casa de familiares o bien en pensiones. También hacen un esfuerzo importante, los jugadores de zonas rurales, que deben combinar sus idas y vueltas, en función de la locomoción que es escasa o deja de funcionar en determinadas horas. Este año, se llegó a un acuerdo con veedores, que nos informarán de jóvenes valores, y que tendrán la oportunidad de participar en los planteles de las diferentes categorías.

Por último, ¿Cuál es la meta buscada en este proyecto?

Respecto a lo netamente futbolístico, conseguir que el plantel de primera división pueda nutrirse de jugadores de la cantera. Para que ello ocurra, se debe trabajar en forma continua, y equilibrada, en aspectos específicos del fútbol para cada edad. Respecto a lo extra futbolístico, debemos conseguir que el jugador se identifique con el club, y que en caso de no llegar a ser un profesional del fútbol, su paso por la entidad, lo deje preparado para afrontar nuevos desafíos en su vida adulta. No debemos olvidar que en Cadetes se trabaja con púberes y adolescentes y que todo lo que se les ofrece, bueno o malo, lo internalizan y lo expondrán a futuro en sus conductas diarias.