17 Oct 2019
Sede Unión San Felipe Calle Navarro #1101 (esq. Santo Domingo) San Felipe
Home90 minutosCuando somos locales hay lugar para todos

Cuando somos locales hay lugar para todos

Una de las novedades que se pudo y podrá observar durante el actual torneo de Transición por parte del club, será la inclusión de mujeres en la labor de Pasabalones , en una  iniciativa con la que Unión San Felipe da otra evidente muestra de inclusión, al permitir que todos los que forman parte de esta gran familia albirroja puedan asumir distintas  tareas, como fue el caso de  cuatro chicas pertenecientes a la Escuela de Fútbol Femenino, cuya presencia  no pasó ni pasará desapercibida para nadie cada vez que seamos locales.

Quisimos saber cómo había sido la experiencia vivida por: Millaray Acuña Diaz, Morelia Saavedra Robles, Ivana Fuentes Vásquez y Scarlett Castillo, y al primer contacto con cada una de ellas, reconforta saber que valoraron y disfrutaron al máximo la posibilidad que se les entregó en el Lucio Fariña Fernández de Quillota. “Fue una experiencia muy linda, porque ninguna había hecho algo así antes. Lo mejor de todo fue que pudimos disfrutar muy cerca el partido y verlo desde la cancha es muy distinto a hacerlo desde la galería”, concuerdan las cuatro.

Es claro que para cada una de ellas lo que más las marcó fue el haber podido ser parte de un partido. “Fue entretenido, había que estar muy atentas, ya que a veces los niños(jugadores) gritaban que nos apuráramos y cosas así, pero todo con respeto”, aporta Millaray, quien es respaldada por sus otras tres compañeras.

Sobre el cómo les llegó la posibilidad de ser pasa balones, Ivana, cuenta. “El ‘profe’ Héctor Roco Leiva nos dijo en un entrenamiento quien quería ir de pasapelotas a Quillota, así llegó la oportunidad. Hubo otras chicas que también querían, pero por suerte optó por nosotras”, dice Morelia, quien es interrumpida por una entusiasta Ivana. “Fue super ‘bakan’ ver el partido desde la cancha, además de poder ver a los jugadores antes del partido, verlos entrenar y sacarnos fotos con ellos”, afirma.

La derrota del debut no empañó para nada la sensación de alegría y emoción que sintieron porque todas concuerdan que esa noche de domingo vivieron algo único e inolvidable, “ya pasó eso y vendrán otros partidos, como por ejemplo contra Magallanes, y ahí el equipo tendrá la posibilidad de rehabilitarse; total así es el fútbol y a veces, aunque se juegue bien el resultado no acompaña”, indicó Millaray.

Interesante era saber que les dijeron en sus casas cuando contaron que serían pasa balones. “A mí me felicitaron y me dijeron que era muy bueno el poder cumplir esa función”, comenta, Ivana, mientras que Morelia aportó. “En mí caso me dijeron que lo disfrutara al máximo y que intentara hacerlo bien”.

Las cuatro muchachas tienen en común que en sus familias el fútbol es el deporte rey, a lo que se suma el que sienten muy fuerte los colores albirrojos, y es por eso que todas advirtieron una ocasión imperdible cuando se anunció la creación de la Escuela de Fútbol Femenino. “Somos todas super unidas y siempre nos estamos apoyando para poder progresar, así que ojalá más niñas se motiven y se integren porque el fútbol no es exclusivo para hombres; las que quieran pueden estar seguras de que serán muy bien recibidas ya que acá en la Escuela somos una verdadera familia”, invitó Morelia.