24 Aug 2019
Sede Unión San Felipe Calle Navarro #1101 (esq. Santo Domingo) San Felipe
Home90 minutosFúlbol Joven

Fúlbol Joven

La revolución que el Uní Uní quiere implementar en cadetes.

El coodinador de las inferiores, Fernando Astengo, incorporó a cuatro profesionales al trabajo de formación. En esta temporada incluirá dos nuevas series y un equipo de proyección.

Son las 10 de la mañana y alrededor de 140 jóvenes están repartidos en las tres canchas del Complejo ANFA de Parrasía.

“Que bueno que vengan a ver estos entrenamientos. Nunca había visto tanto profesionalismo en el trabajo de cadetes”, señala orgulloso un apoderado de uno de los jóvenes que está bajo las órdenes del cuerpo técnico de las divisiones menores de Unión San Felipe.

Esta temporada el club albirrojo decidió reforzar la labor de las fuerzas básicas. Para ello, la dirigencia acogió la propuesta de su coordinador, Fernando Astengo, quien diseño una estrategia para potenciar la formación de jugadores.

“Llegaron tres preparadores físicos y un entrenador. Todos son gente de confianza, con quienes compartí en Colo Colo. Ellos se suman a Marcial y Héctor Roco, quienes continuarán dirigiendo las categorías mayores”, asegura “El León”.

Astengo está ubicado en el sector de camarines, dando órdenes de lo que se hará la próxima semana. En eso está cuando camina por su lado Cristóbal Rivas, uno de los cuatro profesionales que llegaron desde el club popular.

Para Rivas no fue fácil desligarse de Colo Colo, pero lo hizo a sabiendas que el proyecto del Uní Uní va en serio. “Yo renuncié a Colo Colo por estar aquí. Y esa no es una decisión fácil, porque por lo general en Colo Colo a uno lo echan, no se va”, señala el PF.

Rivas cuenta que lo más que le sedujo del ofrecimiento del Uní Uní es que “la dirigencia está comprometida con las cadetes, ha destinado muchos recursos y eso se nota en los implementos que Fernando (Astengo) ha pedido y que ya llegó”.

Otro que dejó Santiago para estar en San Felipe fue Marcelo Pacheco, ex jugador de fútbol, quien actuara por Colo Colo a finales de los 70 y desfilo por varios otros clubes nacionales. Para él, el trabajo en su nueva institución está bien encaminado.

“Los apoderados demuestran su conformidad por lo que estamos haciendo y eso reconforta. Estoy fascinado por la recepción de los jóvenes y, además, tuve el privilegio de confirmar una cosa que me dijieron hace tiempo: “que aquí hay muy buenos jugadores”. Esperemos que los muchachos mantengan este espíritu de trabajo”, señala el ex defensa albo, quien también trabajó en las menores del “Chaguito” Morning, donde formó a Esteban Paredes, Andrés Oroz, entre otros.

En su paso por San Felipe, Pacheco tendrá la misión importante de trabajar con las nuevas categorías: Sub 13 y Sub 14, creadas con el objetivo de mejorar la formación de las cadetes.

“Estas series son nuevas, pero sí tenemos suerte eéstos serán los futuros jugadores del Uní Uní”, dice ilusionado.

Mientras, a un costado de las canchas hay varios padres que observan a sus hijos y otros que aprecian el crecimiento futbolístico de los que vienen trabajando hace años.

Al respecto, Fernando Astengo manifiesta su gratitud por el conocimiento previo de los primos Roco, con quienes trabaja desde octubre, fecha en que se enroló a la institución.

“Ellos han hecho un trabajo encomiable. Hicieron mucho con tan poco y nosotros queremos agregar otros elementos que servirá en la mejor formación del jugador”, precisa el coordinador de cadetes.

Otra innovación a la formación será el trabajo especializado que hará un equipo de proyeción, que estará ajo las órdenes de Astengo.

“A este equipo llegarán los que creemos que tendrán una proyección al plantel adulto. Con ellos fortalerecemos las nociones básicas y, sobre todo el aspecto táctico”, detalla Astengo.

Por estos días, “El León” Astengo y compañia realizan un intenso trabajo físico en una pretemporada, dode debieran quedar un grupo selecto en cada categoría. En febrero comienzan las competencias, donde se espera apreciar las nuevas promesas de un club.

Fuente: Diario EL Observador.