20 Nov 2019
Sede Unión San Felipe Calle Navarro #1101 (esq. Santo Domingo) San Felipe
Home90 minutosOtra derrota con arbitraje polémico

Otra derrota con arbitraje polémico



Previo al viaje a Quito, Unión San Felipe perdió por 2 a 1 en su visita a Valparaíso ante Santiago Wanderers sufriendo otro mal arbitraje, en este caso de parte de Eduardo Gamboa. Como sucediera contra la U. de Chile, el juez cobró un penal en contra inexistente de Cristian Magaña sobre Carlos Muñoz cuando los albirrojos habían logrado el empate transitorio en el mejor momento de su producción. Rubén Gigena abrió el marcador de cabeza en la primera parte mientras que Juan Pablo Andrade señaló el 1 a 1. Luego el propio Muñoz desniveló peteando el penal que le cobraron. Sobre el final, Jaime Bravo contuvo otra pena máxima para redondear una tarea personal destacada. El Uní Uní utilizó una oncena alternativa pensando en la revancha ante la Liga y jugó los últimos 20 minutos con diez futbolistas por la expulsión de Miguel Coronado.

Aunque la cabeza este en otro lado, nunca es bueno perder y menos de esta manera. Es cierto que el equipo que puso en cancha Ivo Basay carecía de rodaje y dio muchas ventajas, sobre todo en la primera parte, los fallos arbitrales fueron determinantes en el resultado final. Los penales sufridos en los últimos compromisos (frente a la U por el campeonato y contra la Liga en la Copa Sudamericana) generaron un clima de duda y una enorme sensación de despojo. No parece solo una racha adversa.

Los Porteños comenzaron el  juego con mucha gente en campo contrario, con Pablo López como figura y Rubén Gigena como amenaza permanente, generaron mucho trabajo al fondo aconcagüino. Jaime Bravo protagonizó una serie de atajadas notables para evitar la caída de su portería. Primero mandó al córner un envío peligroso de Nuñez y luego se quedó con un balón cabeceado por López en inmejorable posición. La defensa de tres hombres elegida por Basay se mostraba muy permeable a los avances caturros acentuando esa tendencia cuando los jugadores locales desbordaban por el sector de Estay. Desde allí partió el centro de Jimenez para el gol de Gigena y la apertura del marcador a los 26 minutos.

El tanto local equilibró las acciones y el Uní Uní mejoró de mitad de cancha hacia delante. En un partido friccionado, los visitantes intentaron acercarse al portero Reyes y hasta gozaron de un gol anulado a Carlos Alzamora por una supuesta mano del delantero albirrojo.

En el complemento, Unión San Felipe robusteció su última línea y se paró mejor en el campo. Esteban Carvajal y Jonathan Domínguez tuvieron más protagonismo desnudando falencias en el rival.


A los 7 minutos, Miguel Coronado estrelló un remate en le palo y Meza pudo convertir de cabeza. Sin embargo, Gamboa comenzó su floja faena. Expulsó a Coronado por doble amarilla tras sancionar mano intencional del mediocampista aconcagüino a los 14 minutos. Este fallo no detuvo el andar del Uní Uní que empató trece minutos después a través del debutante Juan Pablo Andrade. El lungo defensor, de floja tarea, puso la cabeza a una jugada iniciada por Estay y culminada por otro centro de Domínguez. Momento clave en el juego, con diez la visita era mejor que Santiago Wanderers y hasta se ilusionaba con dar vuelta el resultado. Pero otra vez, Gamboa entró en acción. El árbitro le cobró penal a Cristian Magaña por una supuesta falta sobre Carlos Muñoz y el propio jugador porteño convirtió la pena máxima para el 2 a 1. De allí surgieron los fantasmas, el juez expulsó a Corvalán en el banco y todo el equipo perdió la cabeza por tamaña injusticia. Sólo quedó tiempo para un remate de Jimmy Quiroz y para otro penal para los dueños de casa, que esta vez Bravo se encargó de contener. La historia no cambiaría. Santiago Wanderers logró una victoria necesaria por su lugar en la tabla y Unión San Felipe viajará hacia Quito con la sensación de que algo esta pasando…. y no es nada bueno.