20 Nov 2019
Sede Unión San Felipe Calle Navarro #1101 (esq. Santo Domingo) San Felipe
Home90 minutosSan Felipe gusta y convence en todos los frentes

San Felipe gusta y convence en todos los frentes

Está lleno de convicciones, sin duda, el principal valor de Unión San Felipe. La comprensión a los papeles a ejecutar están definidos con una claridad que sorprende por el escaso tiempo de trabajo del técnico Ivo Basay (asumió el 28 de mayo) y la salida de Cisneros.

Todo cambio provoca dudas, inseguridades, fracturas de fidelidades y vacilaciones por el nuevo jefe que asume. Mundial de por medio, el trabajo silencioso pero convincente rindió sus frutos. La capacidad para asimilar los propósitos de Basay son espléndidos.

El plantel escuchó, asimiló y ejecutó. Ese es el gran valor que almacena San Felipe, su idoneidad para persistir en un camino que está asentado en la credibilidad que proyecta su entrenador.

En la cancha da gusto verlos jugar. No sólo hoy en la Sudamericana, sino que desde sus dos primeras victorias en el campeonato. En esos partidos (2-1 sobre Unión Española y 3-1 ante Ñublense) se observaron grandes diferencias con su antecesor y con sus rivales, evidenciando que la nueva mano ya trabajaba.

San Felipe ataca y lo ejecuta sin temores. Su forma de actuar, muy llamativa para nuestro torneo, le permite destacar y ubicarse en el quinto lugar de la tabla y con una opción muy alta de alcanzar los cuartos de final de la Copa Sudamericana.

Cómo no va a ser meritorio para un equipo que posee un plantel lirondo y que no está bañado en oro, como otros que ven el certamen internacional por TV. La corpulencia del “Uni-uni” está engendrada por la suma de sus integrantes y eso le faculta ser una familia muy consistente.

Vencieron a Liga Deportiva Universitaria de Quito que no tiene nada que ver con Guaraní: el equipo ecuatoriano es muy potente. En otras palabras San Felipe venció a un campeón de la Copa Libertadores, al campeón vigente de la Copa Sudamericana y al bicampeón de la Recopa, es decir, derrotaron a una verdadera potencia.

El comienzo del encuentro marcó las intenciones de ambos y la de San Felipe lucía con brillantez. Su hambre de gol fue tan visible que los desbordes por los costados y el peso de sus volantes para recuperar la pelota demostraron que la lucha se quería dar con armas de verdad y no con balitas de fogueo.

Marcaron cuatro goles, curiosamente pudieron ser más y  sufrieron con la “ingenuidad” de un pésimo arbitraje de Furchi que les perjudicó con un gol inmerecido (penal inexistente).

Esa hoy por hoy es la pelea chica. La pelea grande, la da San Felipe con su demostración del querer, del avanzar con fuerza, con las ganas de pisotear al resto y con la convicción de poder.

Sigan así que el camino para el que busca siempre se abre, para el que no quiere avanzar las calles se estrechan.

Rodrigo Sepúlveda

Fuente: Blog Terra