Logrando Objetivos

[vc_row][vc_column][vc_column_text]

Uno de los sectores que más se ha fortalecido durante el último tiempo en Unión San Felipe, es el área del Fútbol Formativo. A estas alturas, para nadie es un misterio que la política deportiva del club apunta a contar con una cantera potente que le permita nutrir su plantel profesional.

En la actualidad hay nítidos ejemplos que hablan del éxito que ha tenido esta conducción, porque el plantel de honor está conformado en un 50% (13 de 26) con canteranos: Francisco Salinas, Andrés Fernández, Gonzalo Álvarez y Enzo Ormeño, son una muestra palpable de la labor que se realiza en el Complejo Deportivo.

El profesor Rodrigo García, es el hombre que carga sobre sus hombros con la responsabilidad de conducir a un selecto grupo de profesionales que tiene por misión central llevar a la práctica un estudiado plan de trabajo; el cual los objetivos están muy bien definidos.

Por medio de una extensa conversación, el profesor García, dio a conocer detalles sobre como se elabora y trabaja en la actualidad en las fuerzas básicas del Uní Uní.

Profesor, ¿Se sigue trabajando a pesar del Covid – 19?

“Hemos tenido semanas bastante cargadas en cuanto a los entrenamientos. Desde la U8 hasta la U19 se han entregado planes de trabajo. Es claro que, con algunas diferencias, ya que los chiquititos lo hacen de manera más espaciada, mientras que los juveniles deben hacerlo día a día. Todo está planificado. Por ejemplo, se han dado planificaciones donde se contemplan la cantidad de veces que deben tocar el balón en los ejercicios de control, conducción. Todo eso se controla mediante internet y la entrega de videos que nos deben hacer llegar los jugadores”.

¿Al staff técnico se le allana el camino cuando tienen claridad sobre la misión, visión y objetivos del club para sus series inferiores?

“Siempre estamos trabajando en dar con las estrategias para poder alcanzar cada objetivo. A veces y de acuerdo a los tiempos se hacen modificaciones debido a situaciones puntuales, pero acá los objetivos en esta área están completamente identificados”.

¿Todo debe ser paso a paso y sin apuros?

“Exacto. El primer objetivo nuestro es captar a los mejores jugadores de toda la región. Ahora con la Casa del Fútbol Joven, se abre mucho el espectro de búsqueda. Los chicos deben ir quemando etapas en todos los aspectos para llegar a los objetivos planteados”.

¿Podría dar un ejemplo de eso?

“De la 8 a la 10 se trabaja sobre la técnica y coordinación con el balón, que es lo que permitirá que en el futuro el jugador sea muy veloz. De la U11 a la U14 eso no difiere mucho, pero si cambian los contenidos tácticos, para que el jugador entienda conceptos, sistemas y modelos de juego. Si hemos cumplido bien con todo eso; en juveniles ya asomará con mucha claridad y nitidez el futuro jugador profesional”.

¿En esa fase hay que darle otras cosas?

“Si el jugador ha demostrado la capacidad de aprendizaje suficiente, el siguiente paso es perfeccionar su conociendo táctico e intelectual. El aspecto personal es importantísimo porque pesan factores como el equilibrio emocional, la capacidad de interactuar con el grupo y su capacidad de competir. Si lo hace comenzará a ganar lugares de preponderancia. Primero en el Selectivo, después en el Sparrings Juvenil y después en el entrenamiento diario con el primer equipo, donde la única diferencia sea la edad”.

¿Con cuántos jugadores de una generación que pasen al primer equipo debería sentirse satisfecho el club?

“Eso es muy subjetivo, y cuesta dar un numero exacto porque depende de muchos factores. El global internacional del futbol dice que el 3% de los jugadores llega a la Primera. Lo ideal sería que cada año puedan ascender 2 jugadores de nivel para que la rueda de recambio y comercialización no tenga baches. Por eso es tan importante el trabajo en la formación”.

¿Unión San Felipe está por encima de la media entonces?

“Exactamente. Tenemos la virtud de estar sobre esa media; no solo por la cantidad que al final termina siendo un dato estadístico, sino que la calidad de los jugadores que están subiendo al equipo de honor, es ahí que el medio se da cuenta del trabajo que el club está realizando. Todo esto estimula mucho para trabajar, ya que somos parte de un gran momento del club en esta área.”

¿Es un avance muy importante el partir con niños muy pequeños?

“Es que eso es lo ideal. La formación debe partir temprano para poder tener y cumplir objetivos correlativos y así dar con el modelo de jugador que busca el club”.

¿La captación puede mejorarse?

“Para que pudiéramos darnos cuenta que había algo que mejorar en esta tarea fue saber la cantidad de niños y jóvenes que hay en el valle de Aconcagua y que están dentro del rango etario que buscamos. Esa estadística es vital ya que nos da una autoexigencia para cada uno de los entrenadores que también debemos ser captadores”.

¿La infraestructura es la ideal?

“Acá ya no puede haber excusas. Desde que contamos con el Edificio de Fútbol Joven, se nos entregó todo lo que se necesita para trabajar bien. No hay argumentos para que el staff técnico de las canteras no rinda al máximo”.

¡Cuándo se acaben las restricciones por el Covid – 19, tendrán a jugadores con muchas ganas de jugar y entrenar !

“Habrá que saber controlar esa ansiedad contenida. Deberemos evitar que se ‘pasen de vueltas’ para que no haya lesiones. Lo concreto es que todos tenemos ganas de volver”.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Suscribete

Puede ingresar tu correo y mantenerte informado, además de recibir las novedades del Club.