Capaces

Con su triunfo por la cuenta mínima sobre Santiago Wanderers, Unión San Felipe cerró de manera brillante la primera rueda del torneo oficial de la Primera B. Es indesmentible que el equipo comandado técnicamente por Jonathan Orellana, logró la mayor parte del tiempo, dar con el tono ideal, al mostrar mucha capacidad de adaptación a la realidad, asumiendo muy bien sus debilidades y explotando al máximo todas sus fortalezas.

Orden táctico, disciplina, buena planificación, estrategias inteligentes de acuerdo al rival de turno, y rendimientos individuales altos, permitieron al ‘Gigante de Aconcagua’ posicionarse en el grupo de vanguardia de la tabla durante todo el semestre.  Solo en la parte final hubo algunas grietas que fueron producto del intenso trajín al que lo sometió una agenda muy ajustada por la cantidad de partidos pendientes que debió jugar.

La victoria sobre el conjunto ‘caturro’ tuvo un sabor muy dulce, y es que ganar como forastero a un rival clásico, se saborea por partida doble, más aún cuando para llegar a ese objetivo, hubo que poner todo en la cancha, “este era un partido muy especial, ellos (Wanderers) son un equipo muy intenso y fuerte al tener mucha juventud e ímpetu; lo que más me deja contento es que en Valparaíso los muchachos demostraron  que son capaces de hacer muy buenas cosas, como por ejemplo lo fue el gol”, declaró el adiestrador albirrojo.

Suscribete

Puede ingresar tu correo y mantenerte informado, además de recibir las novedades del Club.